El sistema LPR basado principalmente en el pool de pallets de madera contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

LPR se sometió a una auditoría de evaluación de la huella de carbono con la ayuda de la Agencia Francesa de Gestión Medioambiental y Energética (ADEME) en la que se evaluaron los gases de efecto invernadero generados por sus actividades en Europa (producción, transporte, gestión de depósitos, reciclaje de residuos, etc.).

Conclusiones principales:

  • El pool de pallets emite un 50 % menos de gases de efecto invernadero que otros sistemas de gestión de pallets, concretamente el intercambio de pallets, gracias a un sistema de transporte más racional.
  • Los pallets de plástico emiten muchos más gases de efecto invernadero que los pallets de madera. Por dos motivos: el plástico se fabrica a base de petróleo (energía fósil no renovable); la fabricación de un pallet de plástico consume mucha más energía.
  • La madera es el único material sin huella de carbono. Un árbol que crece absorbe todo el gas de efecto invernadero que la madera de un pallet emite durante su vida útil, siempre que la madera que se haya utilizado para hacer los pallets provenga de bosques gestionados de forma sostenible.

LPR es la primera empresa del sector del Pool de pallets que obtuvo la certificación PEFC (programa de reconocimiento de sistemas de certificación forestal), que garantiza que la madera de sus pallets proviene de bosques gestionados de forma sostenible. Con nuestros pallets certificados, los clientes de LPR pueden beneficiarse de la credibilidad que aporta el PEFC y reducir sus huellas de carbono.

Download the White Book CSR here.